Se prendió la rumba en CANTV, luego de ser comprada por el estado